PROLOGO

  

El motivo de este espacio no es asustar y aterrorizar a los creyentes para que desesperen, sino para que desesperen y corran hacia su Fiel Creador, quien ha prometido no rechazar quienes a Él vienen. El propósito de este espacio, no es atacar la fe en Cristo Jesús para salvación como el único y verdadero camino vivo al Padre; sino defender la senda que Él ha establecido y contender ardientemente contra la gran oposición – constante y creciente – por parte del enemigo.

El enemigo tiene todo un abanico de estrategias con las que engañar a los hombres, a fin de que no les alumbre la luz de Cristo. En un primer análisis, él va ha entenebrecer el entendimiento de aquellos que aún no han oído el evangelio, a fin de que cuando lo oigan estén tan absorbidos por los vientos de este siglo, que no les resplandezca así la luz de Cristo. En un segundo análisis, tratará que aquellos que si han oído no entren por la puerta; dificultando les el camino hacia la puerta y acomodando otros caminos. Y en un tercer análisis, procurará con toda la fuerza que se le permita, diluir el evangelio de aquellos que ya han sido alcanzados por la gracia. A fin de que aquellos que han sido lavados por la sangre de Jesucristo, concentren sus esfuerzos en otras cosas que no sea el Evangelio. Esto lo puede hacer de muchas maneras: bien puede seducirte y/o afanarte con las cosas de este mundo para que tus ojos, tus esfuerzos y hasta tus oraciones estén enfocadas en ellas; bien puede tentarte con tus debilidades y hacerte tropezar y/o tolerar el pecado en tu vida; o bien puede desanimar tu caminar con acusaciones sobre pecados de los cuales ya te arrepentiste y todavía te pesan, dentro de muchas otras formas.

Pero sabiendo que el cristiano huirá del mundo y sus pertinentes líderes de opinión, y que procurará atender a la Palabra de Dios para ponerla por obra; satanás es el primer interesado en levantarse a predicar la Biblia, eso si con el único fin de: robar, matar y destruir. No obstante, en todas estas artimañas tendrá la apariencia necesaria para que se le preste la atención deseada y se le brinde toda credibilidad. Lo único que el cristiano puede hacer por sí mismo es estar bien ceñido de la verdad, armado con toda la armadura de Dios, y confiando en las promesas de Dios. Los apóstoles – al igual que nuestro Señor – advirtieron de este mal que se levanta contra la iglesia de Dios, y nos llamaron a estar bien atentos, a guardarnos y luchar por la sana fe, pacientemente y con doctrina.

Recomiendo mucho que vean estos tres estudios en la sección de ESTUDIOS BÍBLICOS. Ya que gracias a Dios, estos hermanos estan cumpliendo la labor de hacer distinguir al pueblo lo santo y lo profano. Y en general recogen muy bien lo que la biblia dice acerca de los falsos profetas y los falsos maestros.

Visiten también la LISTA DE ATALAYA. Pretende ser una lista de advertencia a movimientos, formas, personajes y líderes que se apartan del camino bíblico. El espíritu de este espacio no es el de condenar a nadie, sino el de llamar al arrepentimiento de la iglesia.

Que Dios les bendiga con temor de Dios y discernimiento. Amén.

Publicado en Falsos maestros | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario